Notas

25.

"Es una oleografía que no tiene remedio. La observo sin saber si la veo. Además de ésta, en el escaparate, hay otras. Pero la que digo se encuentra en la vitrina del descanso de la escalera.
Allí, una joven estrecha contra su seno símbolos de la primavera y los ojos con que me mira son tristes. Su sonrisa tiene el brillo que el papel le infunde y es vivo el color de sus mejillas. El cielo, a sus espaldas, es de un azul celeste elaborado. Tiene una boca bien dibujada y casi pequeña, sobre cuya expresión postal los ojos me miran siempre con mucha pena. El brazo en el que ella sostiene las flores me recuerda otro brazo, el de alguien que no ubico. El vestido o esa larga blusa suya se abre en un escote ladeado. Los ojos son realmente tristes: me observan desde el fondo de la realidad litográfica con una verdad que no sé precisar. Una verdad que llegó con la primavera. Sus ojos tristes son grandes pero eso no explica su tristeza. De pronto mis pies me apartan del escaparate con una violencia inusitada. Cruzo la calle y me vuelvo hacia ella con una rebeldía impotente. Allí está, con la primavera que le dieron en el brazo y esa tristeza de vivir que hay en sus ojos y que yo no siento. Contemplada a distancia, la oleografía revela, finalmente, más colores. La figura tiene una cinta de color rosa intenso que rodea en lo alto el cabello; no la había visto. Hay en ciertos ojos humanos, si bien litográficos, algo terrible: el indicio inequívoco de que hay conciencia, el grito clandestino que denuncia al alma. Con un gran esfuerzo me arranco el sueño en que me hundo y, como un perro, me sacudo la bruma tenebrosa que me empapa. Y por sobre mi fuga, en una despedida de algo que no es esto, esos ojos que colma la tristeza de vivir de esta oleografía metafísica, vista ahora a distancia, se clavan en mi como si yo supiese de Dios. El grabado tiene, en su base, un calendario. Lo enmarcan, por arriba y por abajo, dos varillas negras chatas mal barnizadas. Entre la varilla superior y la inferior, por sobre 1929, con una viñeta obsoletamente caligráfica, que cubre el inevitable primero de enero, los ojos tristes me sonríen irónicamente.
Fue curioso, finalmente, darme cuenta por qué me resultaba familiar esa figura. Hay en la oficina, sobre un rincón del fondo, un calendario idéntico que he visto muchas veces. Pero, por una razón misteriosa, provenga ella de mí o de la oleografía, la imagen de la oficina, que en todo lo demás es idéntica, no tiene ojos apenados. Sólo es una litografía. (Hecha en un papel que brilla, ella duerme, por sobre la cabeza del zurdo Alves, su esfumado vivir.)
Quisiera sonreír ante todo esto, pero siento un gran malestar. Siento un frío de enfermedad súbita en el alma. No tengo fuerzas para rebelarme contra este absurdo. ¿A qué ventana de qué secreto de Dios me asomaría yo sin querer? Adónde da el escaparate del descanso de la escalera? ¿Qué ojos eran los que me miraban fijamente desde la oleografía? Estoy casi temblando. Alzo involuntariamente los ojos hacia el rincón distante de la oficina donde está la verdadera litografía. Constantemente dirijo hacia allí los ojos que alzo.”


-Fragmento de “Libro del desasosiego” de FERNANDO PESSOA

Notas

12.

"¿Qué hay, en lo que alguien confiesa, que valga o que sirva? Lo que nos ocurrió, o bien les ocurrió a todos o sólo a nosotros; en el primer caso, nunca será novedoso, en el segundo, siempre resultará incomprensible. Si escribo lo que siento es porque así atempero la fiebre de sentir. Lo que confieso no tiene importancia, pues nada en verdad la tiene. Hago paisajes con lo que siento. Ferias con mis sensaciones. Comprendo bien a las mujeres que bordan por amargura y a las que tejen, porque eso es la vida. Mi vieja tía jugaba al solitario durante veladas eternas. Estas confesiones de mi sentir son mis solitarios. No las interpreto como quien recurre a las cartas para conocer el destino. No las ausculto porque, en los solitarios, las cartas no tienen ningún valor. Como se desenreda una madeja multicolor, así me desenredo a mí mismo, o hago conmigo figuras de hilo, como las que se tejen con un ovillo desplegado entre los dedos estirados y pasan luego de un niño a otro. Sólo me empeño en que el pulgar no estropee el lazo que las sustenta. Después doy vuelta la mano y la imagen cambia. Y vuelvo a empezar.
Vivir es zurcir con un propósito que no es nuestro sino de los otros. Pero, al hacerlo, el pensamiento es libre, y todos los príncipes encantados pueden pasear por sus parques entre zambullida y zambullida de la aguja de marfil de pico invertido. Croché de las cosas… Intervalo… Nada…”


-Fragmento de “Libro del desasosiego” de FERNANDO PESSOA

3 Notas

“Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En él está representado un ángel que parece como si estuviese a punto de alejarse de algo que mira atónitamente. Sus ojos están desmesuradamente abiertos, abierta su boca, las alas tendidas. El ángel de la historia ha de tener ese aspecto. Tiene el rostro vuelto hacia el pasado. En lo que a nosotros nos aparece como una cadena de acontecimientos, él ve una sola catástrofe que incesantemente apila ruina sobre ruina y se las arroja a sus pies. Bien quisiera demorarse, despertar a los muertos y volver a juntar lo destrozado. Pero una tempestad sopla desde el Paraíso, que se ha enredado en sus alas y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Esta tempestad lo arrastra irresistiblemente hacia el futuro, al que vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de ruinas crece ante él hasta el cielo. Esta tempestad es lo que llamamos progreso”WALTER BENJAMIN

“Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En él está representado un ángel que parece como si estuviese a punto de alejarse de algo que mira atónitamente. Sus ojos están desmesuradamente abiertos, abierta su boca, las alas tendidas. El ángel de la historia ha de tener ese aspecto. Tiene el rostro vuelto hacia el pasado. En lo que a nosotros nos aparece como una cadena de acontecimientos, él ve una sola catástrofe que incesantemente apila ruina sobre ruina y se las arroja a sus pies. Bien quisiera demorarse, despertar a los muertos y volver a juntar lo destrozado. Pero una tempestad sopla desde el Paraíso, que se ha enredado en sus alas y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Esta tempestad lo arrastra irresistiblemente hacia el futuro, al que vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de ruinas crece ante él hasta el cielo. Esta tempestad es lo que llamamos progreso”

WALTER BENJAMIN

Notas

Una vida entera leyendo habría colmado todos mis deseos; lo sabía ya a los siete años. La textura del mundo es dolorosa, inadecuada; no me parece modificable. De verdad, creo que toda una vida leyendo me habría sentado mejor.
MICHEL HOUELLEBECQ, Ampliación del Campo de Batalla

Notas

LA MENTE REACTIVA

Mientras las luces del teatro se apagan, una luz brillante aparece en la parte izquierda de la pantalla. La pantalla se ilumina…

Ser nadie… En la pantalla sombra de escalera y soldado incinerado por la explosión de Hiroshima.

Ser todos… Multitudes callejeras, disturbios, pánico.

Ser yo… Una chica hermosa y un joven apuesto se señalan a sí mismos.

Ser tú… Señalan a la audiencia.

Brujas horribles y hombres viejos, leprosos, idiotas que babean se señalan a sí mismos y a la audiencia al tiempo que entonan…

Ser yo.

Ser tú.

Orden número 5… Ser yo mismo.

Orden número 6… Ser otros.

En la pantalla un oficial de narcóticos dirige un discurso a una audiencia de niños de escuela. Esparcidas frente a él hay jeringas, pipas de marihuana, muestras de heroína, hachís, LSD…

Oficial: “Cinco viajes con una droga pueden ser una experiencia agradable y emocionante…”.

En la pantalla jóvenes excursionistas… “Soy yo realmente por primera vez”, etc. Viajes felices. Ser yo mismo… número 5…

Oficial: “EL SEXTO PROBABLEMENTE LES VOLARÁ LA CABEZA…”.

Una imagen muestra a un hombre volándose la cabeza con una escopeta en la boca…

Oficial: “Como un chico de quince años al que conocí hace poco, pueden morir perfectamente en su propio vómito…” Ser otros número 6…

Ser un animal… Un solitario Lobo Explorador…

Ser animales… Se junta con otros lobos exploradores para jugar, reír, gritar…

Ser un animal… Comportamiento humano feo y bestial… Trifulcas, escenas repugnantes de sexo y gente comiendo…

Ser animales… Vacas, ovejas y cerdos conducidos al matadero…

Ser un cuerpo.

Ser cuerpos.

Un cuerpo hermoso… una pareja copulando… Pasada hacia atrás y hacia delante en un loop de siete segundos durante varios minutos… codificada a diferentes velocidades… A la audiencia hay que hacerle comprender que ser un cuerpo es ser cuerpos…

Un cuerpo sólo existe para ser otros cuerpos.

Ser un cuerpo… Escenas de muerte y grabaciones… Una codificación de últimas palabras…

Ser cuerpos… Vista de cementerios…

Hacerlo ahora… Una pareja se abraza cada vez más caliente…

Hacerlo ahora… La celda de un condenado… El condenado es el mismo actor que el amante… Es conducido por los guardias gritando y luchando. Pasar varias veces de una escena sexual al hombre que es conducido a su ejecución. Pareja en escena sexual tiene orgasmo mientras el condenado es colgado, electrocutado, gaseado, agarrotado, baleado en la cabeza con una pistola…

Hacerlo más tarde… La pareja se suelta… Uno quiere salir a comer e ir a ver  un show o algo… Se ponen los sombreros…

Hacerlo más tarde… Guardiacárcel llega a la celda del condenado para decirle al prisionero que se ha suspendido la sentencia…

Hacerlo ahora… Rostros adustos en el Pentágono. La estrategia está en camino… Bueno ESTO ES TODO… Esta secuencia intercalada con escenas sexuales y un hombre condenado conducido a ejecución culmina en ejecución, orgasmo, explosión nuclear… El amante condenado es un hombre sobreviviente quemado…

Hacerlo más tarde… 1920 secuencia de retirada a “The Sunny Side of the Street”… Un general defraudado se aparta del teléfono para decir que el presidente ha iniciado conversaciones telefónicas de último momento y de máxima importancia con Rusia y China… El hombre condenado consigue otra suspensión de la sentencia…

Ser un animal… Un lemming come liquen afanosamente…

Ser animales… Hordas de lemmings montados histéricamente unos encima de otros… Una pila de lemmings ahogados frente a una linda casita al lado de un lago finlandés en la que un hombre metódicamente va pasando por distintas posiciones sexuales con su novia. Se despiertan con el olor de los lemmings muertos…

Ser un animal… Niño es sentado en una pelela.

Ser animales… El hombre acaba de ser colgado. El médico se acerca con un estetoscopio…

No erguirse… Cuerpo es llevado fuera con la cuerda al rededor del cuello… Cadáveres desnudos en la mesa de autopsia… Cadáver enterrado en cal viva…

Erguirse… Falo erecto.

No erguirse… Hombre blanco quema los genitales de un negro con soplete… La sala se oscurece hacia el soplete en el lado izquierdo de la pantalla…

Estar presente.

Estar ausente.

Estar presente… Un chico se masturba con fotos sexuales… Corte a cara de hombre blanco que quema genitales negros con soplete…

Estar ausente… Fantasías sexuales del chico… El negro se cae muerto con los genitales quemados y los intestinos afuera…

Estar presente… Chico mira striptease atento, fascinado… Un hombre está parado sobre trampa a punto de ser colgado. Para estar presente… Fantasías sexuales del chico… “Dictamino la muerte de este hombre”…

Estar presente… Chico silba a chica en la calle… El cuerpo de un hombre se retuerce en una silla eléctrica, los pelos de la pierna producen una llama azul…

Estar ausente… Chico se ve a sí mismo en una cama con una chica… Hombre cae muerto en la silla humo sale en espirales por debajo de la capucha saliva chorrea de la boca…

Las luces del teatro se encienden. En el cielo un avión sobre Hiroshima… Little Boy se desliza…

Estar presente… El avión, el piloto, la bandera americana…

Estar ausente… El teatro oscurece hacia la explosión atómica en la pantalla…

Aquí vemos hombres y mujeres comunes yendo hacia sus trabajos y diversiones de todos los días… Subtes, calles, autobuses, trenes, aeropuertos, estaciones, salas de espera, hogares, departamentos, restaurantes. Oficinas, fábricas… Comiendo, trabajando, jugando, defecando, haciendo el amor…

Erguirse.

No erguirse. 

Ascensores, aeropuertos, escaleras.

Permanecer adentro.

Permanecer afuera.

Señales callejeras, carteles en las puertas, gente en primera fila que es admitida en restaurantes y teatros…

Ser yo mismo.

Ser otros.

Funcionarios de aduana revisan pasaportes, hombre se identifica a sí mismo en un banco cobrando un cheque…

Estar presente.

Estar ausente.

Gente mirando películas, leyendo, viendo televisión…

Un montaje de esta pista de imagen y sonido es ahora pasado sin cambios en un loop de siete segundos durante varios minutos…

Ahora corte a películas de terror.

Erguirse.

No erguirse.

Ascensores, aeropuertos, escaleras, ahogamientos, castraciones.

Permanecer adentro.

Permanecer afuera.

Carteles en las puertas, escenas de operaciones… Médico arroja amígdalas sangrientas, adenoides, apéndice a un receptáculo.

Estar presente.

Estar ausente.

Gente viendo una película… Máscara de éter, vértigo de éter… Triángulos, esferas, rectángulos, pirámides, prismas, una espiral, se alejan y se acercan a una frecuencia regular… Se acerca una espiral, se acercan dos espirales, se acercan tres espirales… Una espiral se aleja, dos espirales se alejan, cuatro espirales se alejan…

Una espiral se aleja por el frente, dos espirales a izquierda y derecha se alejan. Tres espirales izquierda y centro se alejan, cuatro espirales izquierda derecha centro se alejan…

Se acerca una espiral, se acercan dos espirales, se acercan tres espirales, se acercan cuatro espirales… Espirales de luz giran cada vez más rápido, bebé comido por ratas, ahorcamientos, electrocuciones, castraciones…

La Mente Reactiva puede ser editada con las escenas más ordinarias cubriendo el planeta con una bruma de miedo…

La Mente Reactiva es una intrínseca fuerza policíaca electrónica armada con horribles amenazas. ¿No quieres ser un lindo cachorro de lobo? Está bien, ganado hacia el matadero carne en un gancho.


-Fragmento de “La Revolución Electrónica” de WILLIAM S. BURROUGHS

1 Notas

"tiene que ver con el recuerdo y la proyección" BELÉN SANCHEZ WARDBELENCIO SANCHEZ WARDBELENCIO SANCHEZ BAR

"tiene que ver con el recuerdo y la proyección" 

BELÉN SANCHEZ WARD
BELENCIO SANCHEZ WARD
BELENCIO SANCHEZ BAR

Notas

"nadie debería ignorar"FRANCIS PICABIA

"nadie debería ignorar"

FRANCIS PICABIA

Notas

GEOFF MCFETRIDGE 

GEOFF MCFETRIDGE 

Notas

ALEXANDER TINEI

http://tinei.tumblr.com/

Notas

"Parejas aburridas" de MARTIN PARR